Decir que no sin tener otro trabajo.

Decir que no sin tener otro trabajo.

Es que hay que estar mal de la cabeza.
O ser un vago.

O peor.

Ser las dos cosas.

El tema es que mi amiga Ana – la – actriz va y me dice que acaba de decir que no a un curro que le iba a dar visibilidad en 30 países.



           – Vale pero, sería un trabajo poco reconocido. Seguro que era un anunciante pequeño

          – Que va. Era una de esas marcas que no hay nadie que conozca ni aunque viva debajo de una piedra en Groenlandia.



Era una marca de chocolate.Piensa en tres.Pues una de ellas es.

  • ¿Entonces qué? Que el trabajo no está para regalárselo a otro. Y menos ahora, con la que está cayendo.
  • Entonces Ana hizo lo que tenía que hacer.  Le iban a pagar una cantidad tan ridícula que lo hizo por ella misma. Por su negocio.

No sé si a ti te ha pasado o si piensas que Ana está loca.

No sé si te has visto en una situación similar donde ibas a trabajar en algo contraproducente para tu trabajo.
Pero la verdad es que para conseguir que te contraten no hay nada como no hacer lo que la lógica te dice.Porque se lo dice a todos.Para conseguir un trabajo, mandar un presupuesto y ligar en Tinder si juntas las palabras adecuadas y conoces a quién se las mandas tienes mucho hecho.Te enseño a hacer esto aquí.
PD: las respuestas arriba, en el enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.